La Generalitat 'tumba' el plan de las 941 viviendas y un hotel en la Sierra de Bèrnia de Callosa d'en Sarrià

Ni retocado ni como modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana. La Comisión de Evaluación Ambiental de la Generalitat Valenciana ha emitido la declaración ambiental y territorial estratégica (DATE) desfavorable a la modificación puntual del Plan General de Callosa d'en Sarrià relativa a la creación de suelo urbanizable sector Anibits-Margequivir, que contemplaba, ya rebajado, la construcción de 941 viviendas y un hotel con 100 habitaciones. El plan acumula hasta seis informes desfavorables, razón por la que la comisión ha llevado a declarar su inviabilidad.

La razón que argumenta el órgano dependiente de la Conselleria de Agricultura, Desarrollo Rural y Transición Ecológica es que "la propuesta de su ordenación detallada en Callosa d´En Sarriá es planteada inviable desde la perspectiva ambiental y territorial. El sector propuesto era el mismo que se propuso y aprobó en la revisión del Plan General del año 2006 como sector 14 Anibits-Margequivir. Entonces, la declaración de impacto ambiental (DIA) en un primer momento rechazó la calificación de ese sector como urbanizable, posteriormente, tras una petición del Ayuntamiento, se dejó ese sector dentro del Plan General, con el objetivo de que antes de desarrollarse debería evaluarse ambientalmente. 

En el año 2014, el TSJ declaró la nulidad del Plan General en lo referente a dicho sector 14, dejando claro que dicho sector pasaba a ser no urbanizable. El Ayuntamiento de Callosa ya había enviado al órgano ambiental el proyecto de urbanización para que fuera evaluado ambientalmente. Se emitió un documento de alcance de fecha 23 de mayo de 2014, donde ya se anunciaba la inviabilidad de este sector tal y como se proponía. En este documento se analiza como alternativa 3, y se dice respecto: “Son contrarios al modelo territorial y a las DEUTs del Plan General vigente y discordantes con las directrices de la Estrategia Territorial de la Comunitat Valenciana relativas al paisaje, el patrimonio natural y los espacios forestales así como las relativas a la ocupación racional y sostenible del suelo y en particular en la directriz 79 “Infraestructura verde y crecimiento de suelo para uso residencial". 

También se le transmitió en su día al ayuntamiento callosino que la alternativa seleccionada "no resulta ambientalmente aceptable ya que los dos tercios septentrionales del sector delimitado afectan a terrenos con un elevado valor paisajístico y ambiental evidenciados por la pertenencia simultánea al Paisaje de Relevancia Regional  PRR-23 Depresiones y Sierra de la Vall de Gallinera a Castells de Castells” y a la Red Natura 2000 de la LIC Serres de Ferrer y Bèrnia, y por lo tanto ninguna intervención puede afectar a los valores protegidos.”

Pese a estas recomendaciones, el Ayuntamiento de Callosa siguió adelante con el plan urbanístico, aunque lo modificó: se pasó de las 1.500 viviendas planteadas en un principio, a no llegar ni a las 1.000. Así, la nueva propuesta eliminaba la gran cantidad de chalets unifamiliares, para dar prioridad a edificios de gran altura, preveían dos campos de golf y un hotel de 80 plazas.

Ahora en la fase de tramitación de la DATE, se acumulan hasta seis informes desfavorables, que el Ayuntamiento de Callosa no ha podido subsanar. Destacan las siguientes afectaciones: paisaje, por afectación a Paisajes de Relevancia Regional, PRR-23 Depresiones y Sierra del Valle de Gallinera en Castells de Castells, al afectar a las Sierra de Bèrnia y del Ferrer; Red Natura 2000. Especies protegidas. Afecta a la LIC “Sierras del Ferrer y Bernia”; ordenación del territorio, al superar los límites establecido en la ETCV de suelo sellado para el municipio; movilidad, para vulnerar los principios de movilidad sostenible y ocupación racional del suelo; riesgo de inundaciones, aumenta el riesgo de inundaciones al mermar el drenaje del suelo, sería necesario un estudio de inundabilidad, y por último, agua. "No ha quedado demostrado que haya recurso suficiente por suministrado suficiente agua, y la CHJ no ha podido emitir el informe favorable correspondiente. 

Por todo ello, la comisión de Evaluación Ambiental considera que el plan de Anibits-Margequivir es "inviable", tal y como está planteado, y lo rechaza.

El plan urbanístico de Anibits-Margequivivir cuenta con el respaldo de todos los grupos políticos de Callosa d'en Sarrià. Y asi lo han demostrado los diferentes equipos de gobierno, en su día de Compromís-PSOE y ahora del PP. Sin embargo, siempre ha tenido el rechazo de los grupos ecologistas, que han pedido en reiteradas ocasiones la nulidad del proyecto. 

Etiquetas

Publicidad

Comentarios

Volver al blog

SÍGUENOS EN +